1. Inicio
  2. Secciones
  3. Comunicación
  4. Alfonso Guerra con Pablo Motos, acerada critica al Frankenstein II de Sánchez

Algonso Guerra con Pablo Motos. (Foto: A3)

UNA NOCHE POLÍTICA

Alfonso Guerra con Pablo Motos, acerada critica al Frankenstein II de Sánchez

Alfonso Guerra en "El Hormiguero" de Pablo Motos en una nocha política para presentar su libro "La rosa y las espinas, el hombre detrás del político". Antes de acudir al plató de Antena 3 ya ha calificado la Ley de Amnistía como una humillación deliberada a la generación de la Transición.

Hechosdehoy / Lola Paredes Crustó

Quien fue número dos de Felipe González y vicepresidente del Gobierno, ha sido muy duro con el recién reelegido presidente del Gobierno, acusando a Pedro Sánchez -como ha destacado Hechos de Hoy– de humillar deliberadamente a la generación de la Transición.

Con el nuevo Gobierno de coalición recién estrenado, Alfonso Guerra en al programa de Antena 3, presentado por Pablo Motos, El Hormiguero. Alfonso Guerra con Pablo Motos para presentar su nuevo libro La rosa y las espinas, el hombre detrás del político.

En este libro cuenta su papel tras la presidencia de Felipe González. Entre los pasajes que más destacan se  halla el relato de como para el sector más guerrista, González se aburguesó en La Moncloa a través de Boyer, que le presentó a la alta sociedad madrileña- Y, por medio de Solchaga, hizo lo propio con las clases altas, los empresarios y los banqueros. Sin embargo, desde los sectores más felipistas siempre defendieron que González tenía la obligación de gobernar para todos los españoles y que sentí la obligación de transitar por el camino del centro socialdemócrata.

Las malas compañías de Boyer, dirían los de Guerra, se acabaron en 1985, con la primera remodelación del Gobierno, un ejecutivo que ya registraba tensiones y bastante aireadas en las páginas de los periódicos. El vicepresidente llegó a decir, sin dudarlo, que su gobierno era de coalición “entre el PSOE y el ministro de Economía”. Esta pugna entre ambos sectores se saldó con la salida de Miguel Boyer, después de que González se negara a hacerle vicepresidente y ponerle al mismo nivel que Guerra.

Tras semanas en silencio, especialmente durante la campaña electoral. tanto Guerra como González estuvieron en los medios de comunicación con el objetivo de aumentar la presión para evitar que Sanchez pactara con Puigdemont. y evitar un nuevo Gobierno de coalición. Guerra ha sido muy duro con Sánchez, al que acusó de desleal y disidente. Llegó a plantear que la amnistía “convertiría en represores a los demócratas y presentará como demócratas a los felones·”

Con Yolanda Díaz, vicepresidenta del Gobierno y líder de Sumar, Guerra fue más allá. Acusó a la ministra de Trabajo de “falta de rigor político” por su defensa de la amnistía y de la jornada de cuatro días. Preguntado poco después por esas críticas, Guerra respondió con ironía. “¿La vicepresidenta?, ¿criticando falta de rigor político?, ¿ella?”, a lo que añadió”“le habrá dado tiempo entre una peluquería y otra”

Elogio a Jerónimo Saavedra

Canarias llora la muerte de Jerónimo Saavedra, el primer presidente de su historia autonómica y uno de los grandes varones socialistas, que jugó un papel clave en la Transición.

Y es que la trascendencia de la figura de Saavedra va más allá de las fronteras del archipiélago. Todo el PSOE recuerda con gratitud su labor en política. Es el caso de Alfonso Guerra, un histórico del socialismo español que ha pasado por Herrera en COPE Gran Canaria para glosar su vida.

“Tuve una relación bastante intensa con Jerónimo. Hemos hecho un camino largo en política”, ha recordado. “Fue el primer socialista de Canarias con el que conecté a principios de los años 60, cuando reorganizamos el partido en la clandestinidad”.

Para Guerra, Jerónimo Saavedra “tenía una autoridad neta y propia; una manera de decir las cosas suave, pero muy firme en sus posiciones. Todo el mundo en el partido aceptaba lo que decía, porque su autoridad irradiaba capacidad de convencer a los demás. Era muy grato conversar con él, incluso discutir”.

El exvicepresidente del Gobierno con Felipe González ha destacado que Saavedra era “un hombre de acuerdos, no de posiciones extremas”. “Estaba dispuesto a ceder una parte si el otro también decía. Por eso, ayudó mucho en la Transición, porque había gente que quería subir muy rápido y otros que, directamente, no querían subir”, ha añadido.

Guerra ha subrayado que,”cuando algunos hablan de levantar muros para separar a unos y otros, hoy se tiene que valorar mucho más la pérdida de una persona dispuesta a unir”.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú