1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. Alexis Tsipras impuso su plan de referéndum en un clima de extrema tensión

CATORCE HORAS DE DEBATE

Alexis Tsipras impuso su plan de referéndum en un clima de extrema tensión

Catorce horas de debate en el Parlamento, en un clima dramático, y de graves acusaciones. 178 votos a favor, 129 en contra y ninguna abstención.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / Mario M. García
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El Parlamento aprobó convocar un referéndum el lunes 5 de julio. Aunque nadie sabe qué se va a votar. Y mucho menos lo que sucederá el lunes cuando abran los bancos. No sólo es Grecia sino toda la zona de los Balcanes la que está bajo el efecto directo de la convulsión desatada por Syriza, la Coalición de la Izquierda Radical, que lidera Alexis Tsipras.

El verdadero dilema, tanto en Bruselas como en Atenas, es si existe un plan de Alexis Tsipras o es sólo la diabólica estrategia de la improvisación permanente al lado del abismo. Ahora está emergiendo el verdadero carácter de Syriza y su líder. Los medios alemanes más sosegados y ecuánimes -y el FAZ es un buen símbolo como destacó Hechos de Hoy– han sido especialmente duros contra el carácter cínico de Yanis Varoufakis.

El Parlamento votó formalmente convocar un referéndum sobre las medidas propuestas por los acreedores internacionales a cambio del desembolso del rescate. La decisión, tras un debate enconado de más de catorce horas, fue aprobada por 178 votos a favor, 129 en contra y ninguna abstención.

En su intervención, Alexis Tsipras pidió que se vote no pero al mismo tiempo prometió buscar un acuerdo. "Nuestra intención de obtener un compromiso de honor estará siempre sobre la mesa", dijo Alexis Tsipras. Explicó su posición. "No constituye una ruptura con Europa, pero sí rompe con las tácticas que ofenden a Europa", fue su tesis. 

De nuevo cargó con extrema dureza contra el Fondo Monetario Internacional (FMI) como el responsable de las exigencias más inaceptables para Grecia, El líder de la oposición, el conservador Andonis Samarás, destapó que en el referéndum no se plantea dar un o no a la austeridad como plantea indirectamente el Gobierno sino o no al euro. "La propuesta de referéndum arrastra al país fuera de Europa", advirtió el líder de Nueva Democracia. Aseguró que Syriza conduce al país a la quiebra y al suicidio.

Por su parte, la líder de los socialdemócratas del Pasok (el partido que dirigió con los conservadores el último Gobierno), Fofi Genimatá, acusó al Gobierno de estar conduciendo Grecia hacia la ruptura con Europa y le emplazó a dimitir.

La crisis llegó en estos momentos al punto culminante de drama que se asoma a la tragedia. El Eurogrupo decidió, en primera iniciativa, no conceder a Grecia la prórroga del rescate por unas semanas.  En segunda decisión aparto al ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, de una segunda reunión.

Formalmente Grecia sigue siendo miembro de la Eurozona, pero quedó apartada de los debates cruciales, lo que primero sorprendió a Alexis Tsipras y luego lo encendió. 

Por el momento, en este drama greigo, que puede ser europeo, llegó la hora del Banco Central Europeo. Medirá la prudencia y la audacia de Mario Draghi. Esta vez es su galerna más grave. En aguas malditas no hay opción al golpe de timón equivocado.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú