1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Wall Street y Goldman Sachs en alerta ante la apertura del 2024 electoral en Taiwán

El favorito para suceder a la presidenta Tsai es su actual vicepresidente, Lai Ching-tei. (Foto: Bloomberg Television)

TRES ESCENARIOS

Wall Street y Goldman Sachs en alerta ante la apertura del 2024 electoral en Taiwán

Las empresas tecnológicas de Estados Unidos son los grandes clientes de los fabricantes de chips de la isla de Taiwán. Wall Street y Goldman Sachs en alerta especial ante los comicios de este sábado13 y sus implicaciones geopolíticas.

Hechosdehoy / José Vidal

La opinión de analistas políticos y económicos, expertos en Asia Pacífico y en cuestiones asiáticas en general, y gurús económicos, en las notas de bancos de inversión ante la primera gran cita electoral de este 2024. Comienza con enorme relevancia en Taiwán. Nueva York, Londres y Bruselas con atención muy especial ante unas elecciones presidenciales y legislativas este sábado 13 que son cruciales.

¿Qué va a pasar en Taiwán y su capital, Taipéi?

Analistas en general, según datos de Hechos de Hoy, consideran este duelo fundamentalmente como unas elecciones binarias.

El Partido Democrático Progresista, al que corresponden las siglas PDP (mejor que DPP) y el opositor Partido Kuomintang (KMT). A ellos dos se une el relativamente joven Partido Popular de Taiwán (PPT), fundado en 2019.

Es un duelo en principio entre el actual vicepresidente, Lai Ching-te (PDP); el alcalde de Nueva Taipéi, Hou Yu-ih (KMT); y el exalcalde de Taipéi, Ko Wen-je (PPT).

En juego el futuro del  estrecho de Taiwán -la masa de agua que separa la isla de Taiwán del continente- y el equilibrio en el debate político Pro-China y anti-China. 

Para analistas. el primer foco de esta doble elección se centra en la respuesta que se produzca al agresivo discurso de Año Nuevo del presidente chino, Xi Jinping. Insistió en que “la reunificación de la patria es un hecho de inevitabilidad histórica”.

Hay que destacar ante todo el peso de Taiwán (una isla con una superficie de 36.197 km² y una población de 23,57 millones) en el comercio de microchips avanzados, que se usan en los dispositivos móviles y también en los coches eléctricos.

No hay que olvidar a la vez el marco histórico de Taiwán.

A esta isla se retiró Chiang Kai-shek en la segunda fase de la Guerra Civil china (1945-1949), mientras que se proclamaba la República Popular de China en Pekín. China se dividía así en dos naciones. En China, un régimen comunista. En Taiwán, una nueva nación bajo el gobierno del Kuonmintang.

El punto de encrucijada se produjo en 1971, cuando se aprobó la Resolución 2758 de la Asamblea General de las Naciones Unidas por la que se reconocía a la República Popular de China como la China legítima.

Ahora acaba en Taiwán el liderazgo de la presidenta Tsai Ing-wen, en el poder durante dos mandatos, en total, ocho años. En 2020 Tsai fue elegida por el 57% de los votos, y más de 8,2 millones de votos.

Las protestas en Hong Kong en 2019 ayudaron a su candidatura. Pero su  figura ha sufrido el desgaste de la tensión con la República Popular de China, y la respuesta de acoso militar a la isla tras la visita de la presidenta de la Camara de Representantes, Nancy Pelosi, a Taipéi, en agosto de 2022.

Las opciones políticas principales tanto para las elecciones legislativas y presidenciales giran sobre los azules, partidarios de la unificación, cuyo representante principal es el Kuonmintang, y los verdes, que son independentistas y su abanderado principal es Partido Democrático Progresista.

El favorito para suceder a la presidenta Tsai Ing-wen es su actual vicepresidente, Lai Ching-te de 64 años, licenciado en Harvard. Criado por su madre, junto a sus cinco hermanos, fue alcalde de Tainan y primer ministro. Como candidato a vicepresidente cuenta con Bi-khim Hsia, que fue representante diplomático de Taiwán en Washington.

Su principal rival es el líder del Kuomintang, Hou Yu-ih, expolicía, que presenta un perfil peculiar en su partido ya que su familia procede de Taiwán desde generaciones.

Fuera del marco binario se halla Ko Wen-je, exalcalde de Taipéi. Tiene entre los jóvenes a sus principales seguidores. Está más cerca del Kuonmintang, pero su perfil es ambiguo. El sucesor de Tsai asumirá el cargo el 20 de mayo.

Goldman Sachs proyecta tres escenarios en sus notas:

1.- Victoria de Lai Ching-te (PDP) en las presidenciales pero elección de un Parlamento sin mayorías. No tendría repercusiones negativas para los inversores.

2.- Si el PDP gana el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, y arrasa, podría bajar el dólar taiwanés por el miedo a la tensión con China.

3.- Si hay una sorpresa y gana el alcalde de Nueva Taipéi, Hou Yu-ih (KMT), la divisa podría revalorizarse al anticipar más intercambios comerciles con China.

Atención a que otros analistas  advierten de las consecuencias negativas de de una victorial total (arrasando) de Lai Ching-te ya que elevaría la presión de los proindependentistas. En ese caso elevaría los riesgos geopolíticos en Wall Street.

Por último, atención a un escenario no binario y el posible rol al alza del relativamente joven Partido Popular de Taiwán (PPT), fundado en 2019. Se abriría el escenario y debate de tres opciones para el futuro de Taiwán: más cerca de China, más lejos o una promesa de cambio. Para otros analistas, romper el escenario binario significa abir el debate de riesgo (y populista) de “entre tres manzanas malas, hay que elegir una”.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú