1. Inicio
  2. Secciones
  3. Economía
  4. Ocho consejos para 2024, un año muy difícil para poder ahorrar

La difícil tarea de ahorrar. (Foto: stux/Pixabay)

REVISIÓN DE GASTOS

Ocho consejos para 2024, un año muy difícil para poder ahorrar

No es un momento de muchas alegrías porque la inflación, a pesar de que está controlada, todavía es alta. Sin embargo, quien no tenga por objetivo ahorrar está equivocado. Pero ¿cómo puede conseguirse?

Hechosdehoy / UOC / A. K.
Etiquetado en:

El 2024 no será un año fácil para ahorrar, en parte porque muchas familias tendrán que seguir haciendo lo imposible solo para llegar a fin de mes. “No es un momento de muchas alegrías porque la inflación, a pesar de que está controlada, todavía es alta”, apunta la profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Elisabet Ruiz Dotras. En concreto, según el último dato avanzado por el (INE) sobre 2023, los precios subieron el año pasado un 3,1 % en España. A esto hay que sumarle que los precios del alquiler de las viviendas en el Estado se incrementaron de media un 10,1 % en diciembre de 2023 respecto al mismo periodo de 2022 y que este 2024 también suben el precio del agua, el IVA de la factura de electricidad de un 5 % a un 10 % y el del gas después del invierno, entre otros.

En cuanto a la tasa de ahorro de las familias españolas, el dato tampoco es muy esperanzador. Según un estudio de CaixaBank Research, en 2022 fue del 7,2 % de la renta bruta disponible, un nivel muy inferior a la media de 2020-2021, que llegó al 15,6 % gracias, sobre todo, al ahorro que se hizo durante la pandemia. Sin embargo, a pesar de este contexto, Ruiz Dotras deja claro que ahorrar es esencial: “Quien no tenga por objetivo ahorrar está equivocado”. Pero ¿cómo puede conseguirse? A continuación, la experta da ocho consejos.

1.- Revisa los gastos

Identificar dónde se puede recortar es el primer paso hacia una gestión financiera más saludable. “Hay que mirar los gastos, a pesar de que lo hace poca gente”, deja claro la profesora de la UOC. Haciendo esta sencilla revisión seguro que se encontrarán gastos innecesarios o suscripciones olvidadas que pueden convertirse en una considerable cantidad de dinero a final de año. Para conseguirlo, la experta aconseja que se use la tecnología. La mayoría de la gente gestiona sus finanzas en línea, lo que permite descargar los extractos bancarios o analizar los gastos desde la aplicación del banco.

2.- No gastar más del 15 % de tus ingresos en ocio

Al asignar un presupuesto específico para el ocio, lo que se consigue es no sacrificar el bienestar financiero por instantes de diversión. Por eso, según Ruiz Dotras, es aconsejable establecer un límite “que esté entre el 10 % y el 15 % de nuestros ingresos”. Según la profesora de la UOC, este límite no solo establece un control, sino también un autoconocimiento, porque comprender las necesidades de ocio y cómo se alinean con nuestra realidad económica es crucial para evitar gastos innecesarios. La experta pone de ejemplo cómo aumentó el ahorro durante la pandemia a causa, precisamente, de la reducción de los gastos de ocio.

3.- Reflexionar antes de comprar

¿Cuántas veces hemos oído aquello de “comprar por comprar”? Según varios estudios, la serotonina y la dopamina juegan un papel importante en las decisiones de compras impulsivas. “Las puntas de placer son puntas producidas por la dopamina y generan adicción”, señala la profesora de la UOC. Este conocimiento puede ayudarnos a resistir la tentación de comprar innecesariamente. La experta también aconseja preguntarse si realmente se necesita el producto. “Es vital hacer una pausa y reflexionar: ¿es esto una necesidad real o simplemente un deseo momentáneo impulsado por la búsqueda de gratificación instantánea?”, sugiere.

4.- Hacer la lista de la compra

Teniendo en cuenta que la inflación se ha disparado sobre todo a causa del aumento del precio de la cesta de la compra, es importante ir al supermercado con una idea clara de cuáles son las cosas que se necesitan. “Existen aplicaciones que pueden compartirse con otros miembros de la familia y que permiten que vayamos apuntando todo lo que hace falta”, explica la experta. Si las personas tienen claro cuáles son los productos que van a comprar, se reduce el riesgo de realizar compras innecesarias.

5.- Comparar precios

Hacer una comparativa de precios es importante, porque permite adquirir lo que es más conveniente según las necesidades de las familias o encontrar buenas ofertas. “Es una práctica que hay que llevar a cabo tanto si hacemos compras presenciales como si las hacemos de forma virtual”, afirma la profesora.

6.- Controlar los gastos cotidianos invisibles

Hay que vigilar los gastos que se generan cada día sin ser conscientes. “Hacer uso del transporte público, llevarse la comida de casa al trabajo o estudiar en línea para evitar los desplazamientos son acciones que nos harán gastar menos”, ejemplifica. Del mismo modo, hay pequeños gestos que también pueden suponer un ahorro importante, como apagar los dispositivos en lugar de dejarlos en espera o stand by, unificar cuentas bancarias para tener solo un único gasto en comisiones o comprar los electrodomésticos más eficientes y hacer un uso racional de ellos.

7.- Educación financiera

La educación financiera empieza, o debería empezar, en el ámbito familiar, y es fundamental inculcar hábitos de ahorro saludable desde pequeños. “Las madres y abuelas, que son excelentes administradoras de la economía doméstica, son las que mejor pueden transmitir la importancia del ahorro a las generaciones futuras”, apunta la profesora de la UOC.

8.- Establecer unos objetivos de ahorro realistas

“La gente lo hace al revés: primero gasta y, después, de lo que le queda, ahorra”, lamenta Ruiz Dotras. La recomendación de la experta es invertir esa lógica: primero establecer cuánto queremos ahorrar y después ajustar los otros gastos. Para conseguirlo, lo que recomienda es que a la hora de recibir la nómina se separe automáticamente la parte que irá al ahorro. “Con esta estrategia el ahorro no se ve comprometido por decisiones impulsivas de gastos a lo largo del mes”, puntualiza. Sin embargo, también deja claro que, a pesar de que se fije un objetivo realista, ahorrar requiere un esfuerzo, y hace un símil con el hecho de seguir una dieta: “Si quieres adelgazar, cuidas tu alimentación porque tendrás que buscar equilibrio y comprometerte. Pasa lo mismo con la economía: hay que seguir una planificación financiera consciente”, concluye.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú