María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. (Foto: Bankinter/YouTube).

LA REACCIÓN DE BANKINTER

María Dolores Dancausa frente al impuesto de Sánchez a los bancos y su manipulación

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, se ha plantado frente al impuestazo del Gobierno de socialistas y comunistas (PSOE y Podemos) y ha denunciado la "burda manipulación" de los argumentos.

Hechosdehoy / José Gustavo Vidal
Etiquetado en: ·

Atención al llamamiento del gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. Ha advertido  en la reunión este viernes entre los representantes del sector financiero español con la vicepresidenta Nadia Calviño, que el nuevo impuesto a la banca tendrá que ser examinado por el Banco Central Europeo (BCE).

 

El impuestazo, anunciado en el Debate del Estado de la Nación, mediante el que se pretende recaudar 3.000 millones de euros en dos años, podría afectar a la solvencia de la banca española al reducir previsiblemente el beneficio y generar menos capital,

Sobre este impuestazo, se ha pronunciado de forma muy clara y tajante la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa. Ha cuestionado de raíz la “burda manipulación” de sus argumentos, ha lamentado las nocivas consecuencias que la situación crea para el sector y ha advertido de que el banco plantará batalla.


“La imposición de este impuesto extraordinario a nosotros nos parece absolutamente injusto, entonces sí que vamos a valorar todas las posibilidades antes de tener que asumirlo. Si hay que hacerlo, lo haremos, pero, desde luego, si tenemos resquicios para no hacerlo porque jurídicamente nos asiste el derecho, y yo creo que es un impuesto absolutamente injusto, lo pelearemos”, señaló.

Ha lamentado que haya retornado la idea de “la maltad intrínseca” de los bancos. “Sé que publicar un aumento del 11% del beneficio o del 6% en el resultado de explotación no resulta en la actualidad políticamente correcto al encontrarnos inmersos en un entorno en el que, de nuevo, cobra idea la maldad intrínseca de los bancos y sus abusos ante las clases más desfavorecidas”, señaló apuntando que haya “casi que pedir perdón por mostrar unos beneficios sólidos y un importante crecimiento en ingresos”, que son producto del “esfuerzo” y no de beneficios extraordinarios.

“¿Por qué se pone de nuevo la banca en el lado de los aparentemente culpables? ¿Es decir, qué tenemos que ver en el sector financiero con la inflación? ¿Qué ha hecho mal el sector?”, se preguntó..

Apuntó que el impuestazo no “no tiene justificación económica alguna”. “La banca es un sector “que, no solo no genera externalidades negativas, sino que, por el contrario, contribuye de forma importantísima al desarrollo económico de nuestro país”.

“Hay un tema que a mí me preocupa como simple ciudadana y es que no sólo vende mucho hablar de darle su merecido a los ricos, de darle su merecido a la banca y a las eléctricas, sino que lo más preocupante es que cada vez vende más la generación de odio entre ciudadanos que deberían buscar concordia y unidad para afrontar todos los retos que tenemos por delante”,enfatizó.

Frente al argumento de que va contra beneficios extraordinarios expuso que es normalización de una situación de tipos negativos que permitirán cobrar intereses más altos, “pero también se pagará más y, al final, esta diferencia entre lo que se cobre y lo que se paga es el margen de intereses”.

Denunció que se cargan costes sobre un sector que ya soporta varios impuestos singulares como el del fondo de garantía, el del fondo de resolución, el de depósitos o el impuestos de actos jurídicos documentados y al que se le pidió además crear, por ejemplo, la Sareb.

Calificó de “burda manipulación de la verdad” que se argumente en que tiene que ayudar porque fue rescatada. “Hay que decir que de los 65.000 millones que costó el rescate, los bancos pusimos nada menos que 20.000 millones”, recordó, subrayando que se auxilió precisamente a entidades con una gestión errática por injerencias políticas.

Advirtió es que está generando una incertidumbre “innecesaria”, que ahuyentará a un inversor que cuesta mucho convencer para que vuelva. Indicó que, medidas así, “sin el menor aviso, sin el menor debate, sin la menor reflexión”, crea una “sensación de incertidumbre” que “produce que muchos inversores vayan a dar la espalda a nuestro sector y a nuestro país”.

“No son la gente de bombín y de puro habano que describen las crónicas del momento, son personas que han adquirido la responsabilidad de velar por los ahorros de cientos de miles de personas, muchos de ellos jubilados y que rinden cuentas diariamente ante quienes les confían sus ahorros”, agregó, advirtiendo de que su marcha “se produce en unos minutos, pero puede tardar años en recuperarse”.

“Yo pediría mucha prudencia a quienes toman este tipo de decisiones y que calibre bien los beneficios y los daños tanto a corto como a largo y tanto a efectos de popularidad como económicos”, sentenció.

Noticias relacionadas:

El Banco Central Europeo declara oficialmente la guerra a la inflación en un iniciativa histórica
Alerta de Lagarde, Fitch y S&P sobre el hachazo de Sánchez

Otras noticias:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú