1. Inicio
  2. Secciones
  3. Ciencia y Tecnología
  4. El viaje de Inge Lehmann y el hallazgo que dejó en entredicho a Julio Verne

DESMONTANDO TEORÍAS

El viaje de Inge Lehmann y el hallazgo que dejó en entredicho a Julio Verne

Google homenajea en su doodle el trabajo de la sismóloga que pasó a los anales de la geofísica tras deducir que en el centro de la Tierra hay una parte sólida dentro de otra líquida.

Hechosdehoy / UN / C. Rodríguez Campos
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Fue en 1864 cuando Julio Verne publicó Viaje al centro de la Tierra. La segunda novela del escritor provocó a más de un espeleólogo o minerólogo a querer imitarle para emprender un paseo por el interior de la Tierra cuya ruta comenzaba en el volcán Snæfellsjökull, situado en el oeste de Islandia. En la misma obra se apuntaba que la Tierra estaba hueca.

Con el paso de los tiempos, muchos especularon sobre la posibilidad de que Julio Verne hubiera abortado la mismo y también su libro, al no dar a conocer que el planeta contaba en sus profundidades con una temperatura de unos 2.727 a 4.727 grados. Sin embargo, no fue hasta 1936 cuando Inge Lehmann le sacó los colores e hizo entender que una aventura como la que se planteaba era totalmente inviable.

En aquel año, esta sismóloga danesa publicó un documento que provocó que su nombre pasará a los anales de la geofísica. Conocido simplemente como P, este nombre tan básico no deja entrever la magnitud del hallazgo de Inge Lehmann que provocó un giro radical de 180 grados en el estudio de esta materia. El texto en cuestión contiene una nueva discontinuidad sísmica en la estructura de la Tierra que separaba el núcleo externo del núcleo interno.

La experta explicó detalladamente que la Tierra no es una esfera compacta e inactiva sino todo lo contrario. Así, el núcleo estaría formado por una parte sólida y otra líquida, y ambas interactuarían entre sí en una zona que pasó a llevar el nombre de Inge Lehmann, y que se encuentra a una profundidad media de 5.155 km, dato que no se estableció hasta principios de 1960.

Este hallazgo lo cambió completamente todo por completo. Hay que recordar que en la década de los treinta se tenía conciencia de que el núcleo era totalmente líquido, una simple bola de hierro. Sin embargo, empezó a sospechar que algo se escondía en el corazón de la tierra al darse cuenta de la heterogeneidad con la que se leían e interpretaban los sismogramas.

Así, mientras esta científica analizaba las ondas sísmicas que atravesaban el planeta, detectó que algo fallaba. La clave se la ofreció los datos recogidos de un terremoto sucedido en Nueva Zelanda: el núcleo terrestre no se trataba de una sola capa ya que había una parte sólida, otra líquida y una zona en la que ambos núcleos interactuaban.

A través de la medición de las ondas sísmicas, Inge Lehmann llegó a la conclusión de que el núcleo interno de la tierra debe de medir unos 2.440 kilómetros, es decir, aproximadamente el 70 % del tamaño de la luna. Además, también descubrió que tiene una temperatura muy elevada, probablemente de 2.727 a 4.727 grados.

En su estudio también dio con un dato que establecía que el núcleo interno no gira solidario con el resto del planeta, ya que la parte interna líquida -que mide 6.800 kilómetros de profundidad, aproximadamente dos veces el tamaño de la Luna- le hace de almohada. Es precisamente la existencia de estas dos partes lo que genera el campo magnético terrestre.

A pesar de que el descubrimiento de Inge Lehmann marcó un antes y un después en la geofísica y la sismóloga se ganó un hueco en los altares de la ciencia, esta danesa ya hacía tiempo que habia comenzado a marcar un tiempo nuevo en esta materia. Considerada toda una pionera en el estudio de terremotos, jugó un papel importante tanto por sus investigaciones como por su papel de mujer científica, en una época, a comienzos del siglo XX, donde estas áreas eran aún de dominio y control del bando masculino.

Con motivo del 127 aniversario de su nacimiento, Google le dedica su doodle a esta sismóloga, pionera en su campo como mujer y como científica; por su descubrimiento de que el núcleo terrestre tiene una parte sólida en el interior del núcleo líquido y cuya separación es denominada discontinuidad. Se trata de la segunda mujer homenajeada por el buscador en una semana, tras Nellie Bly.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú