1. Inicio
  2. Secciones
  3. España
  4. El rapapolvo de María Chivite a Rajoy y PP de ponerse pilas o al costado

UN SENADO AGITADO

El rapapolvo de María Chivite a Rajoy y PP de ponerse pilas o al costado

Mariano Rajoy, comprendiendo la gravedad del momento, pidió perdón al igual que lo hizo Esperanza Aguirre por la confianza que puso el Partido Popular en ovejas negras y manzanas podridas.

Hechosdehoy / María Céspedes
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Lo que sucedió a José Luis Rodríguez Zapatero con el bombazo de ETA en la T4 le pasó a Mariano Rajoy con el Granadazo. Cuesta creer que nadie informara el domingo a Mariano Rajoy de la redada inminente de la Guardia Civil en la Operación Púnica en la que sería detenido Francisco Granados, persona que fue clave para Esperanza Aguirre y en el Partido Popular de Madrid.

"Unas pocas cosas no son 46 millones de españoles ni el conjunto de España", fue la frase que escoció de Mariano Rajoy, pronunciada el domingo en Murcia horas antes de gran redada. Ni la vicepresidenta ni el ministro del Interior le proporcionaron información de un patinazo de órdago. Sólo en la mañana de este lunes, el ministro de Defensa, Pedro Morenés -asunto que trató Hechos de Hoy-, que es precisamente un independiente en el Gobierno, desveló su sufrimiento.

El Granadazo tras el Tarjetazo colmó el hartazgo ciudadano. Máría Dolores de Cospedal había exigido la expulsión de Rodrigo Rato del partido, El presidente la paró. Finalmente comprendió lo delicado del momento y la gravedad. Rodrigo Rato y los otros 12 afectados por el caso de las tarjetas black no quedan temporalmente suspendidos, como había pedido el exvicepresidente, sino que han sido expulsados definitivamente y han perdido la condición de militantes.

En un agitado Senado, en la sesión de control al Gobierno, choque entre Partido Popular y Partido Socialista Obrero Español. El presidente tuvo que escuchar cómo la senadora socialista María Chivite le instó a "ponerse las pilas o echarse a un lado". Mariano Rajoy, ante una situación que cambió en cuestión de horas en canal, se disculpó ante los ciudadanos por haber puesto su confianza en personas que finalmente se han visto envueltas en graves casos de corrupción.

"Comparto la indignación y el hartazgo de los ciudadanos" dijo Mariano Rajoy. Sin duda el presidente siente que es una situación límite en un escenario personal donde los desafíos le suceden. Estuvo más pendiente hasta ahora a la verdadera prima de riesgo pero esta tan letal o más. Le gustaría un pacto entre PP y PSOE, con Pedro Sánchez, como el mensaje conjunto a la sociedad de rechazo a la corrupción.

De esta forma, aseguró, las propuestas de regeneración democrática serán el mejor mensaje para que "cualquier cargo se lo piense muy bien antes de caer en la tentación de la corrupción". Si el PSOE no lo apoya, el PP aprobará la propuesta de la ley de los altos cargos y la de financiación de partidos. En esta crisis, la sombra de Podemos y de Pablo Iglesias Turrión la sienten en el cogote tanto el PP como el PSOE. Explica muchas cosas como que este pacto entre PP y PSOE, aunque deseable, es hoy por hoy políticamente irrealizable. 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú