1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. Egipto lanza un ataque contra las milicias aliadas de Estado Islámico en Libia

UN PAÍS FRACTURADO

Egipto lanza un ataque contra las milicias aliadas de Estado Islámico en Libia

Inmediata respuesta de Al Sisi a la barbarie del asesinato masivo de rehenes egipcios en las playas de Libia por las milicias de Ansar al Sharia, la rama libia de la guerrilla suní radical.

Hechosdehoy / Hechos de Hoy / Lola Paredes
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

Todos los focos sobre el terrorismo yihadista con el efecto París en Copenhague. Las investigaciones continúan. Se han producido nuevas detenciones y se investiga las conexiones del terrorista abatido, así como la labor de captación de yihadistas en Dinamarca. Según datos de la inteligencia británica, unos 4.000 europeos combaten ya en las filas de la guerrilla suní radical de Estado Islámico (Estado Islámico de Irak y el Levante, ISIS).

Paralelamente, el área de crisis creció en el Mediterráneo de Siria a Libia. En la actualidad se puede decir que Libia es un estado fallido, envuelto en un clima de caos y guerra civil desde la revuelta que derrocó a Muamar Gadafi. El país está fracturado.

Existe un gobierno rebelde en Trípoli y otro internacionalmente reconocido en Tobruk, que luchan por el control de la política y de los recursos naturales -en especial el crudo- apoyados por seguidores del antiguo régimen, milicias islamistas y nacionalistas, líderes tribales y señores de la guerra que trafican con armas, personas y drogas.

En este escenario de anarquía militar han surgido grupos yihadistas afines a Estado Islámico como las milicias de Ansar al Sharia. Estado Islámico, y sus aliados, controlan en la actualidad grandes extensiones de territorio en Libia, Siria e Irak.

En Libia las milicias yihadistas están integradas por libios, tunecinos, argelinos así como de otras nacionalidades del Sahel. Muchos habían emigrado a Siria e Irak, donde tras ser formados en combate y propaganda de Estado Islámico han regresado a Libia y se han asentado en la localidad de Derna, desde donde tratan de avanzar hacia el centro norte del país.

Egipto está muy pendiente de esta fragmentación y radicalización de Libia en donde la historia giró hacia atrás. Finalmente, el presidente Abdel Fatah al Sisi decidió la primera intervención tras el abierto desafío de los aliados de Estado Islámico con el asesinato brutal de rehenes egipcios, todos cristianos coptos, una barbarie que causó conmoción en Egipto.

Aviones de combate bombardearon posiciones de las milicias que actúan en nombre de Estado Islámico, informó el mando militar en El Cairo. "Nuestras fuerzas armadas llevaron a cabo este lunes ataques aéreos definidos contra campamentos, lugares de reunión y entrenamiento y depósitos de armas del EI en Libia", señaló el comunicado del Ejército.

La televisión estatal mostró imágenes de aviones de combate despegando en medio de la noche. Aseguró que se dirigían a Libia para llevar a cabo los ataques. "Los bombardeos alcanzaron sus objetivos con precisión, y los halcones de nuestra fuerza aérea regresaron sanos y salvos a sus bases", precisó el comunicado. "Afirmamos que vengar la sangre egipcia y tomar represalias contra los criminales y asesinos es un deber que tenemos que cumplir", señaló el mando militar..

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, que decretó el domingo siete días de luto, prometió castigar a los "asesinos" de una manera "adecuada". Estado Islámico había difundido el domingo en YouTube un video en el que mostró las ejecuciones masivas de rehenes a los que presentó como egipcios cristianos coptos capturados en Libia. Con estos asesinatos, la guerrilla suní radical demostró que exportó sus métodos de extrema brutalidad fuera de sus bases más importantes en Oriente Medio, situadas en los territorios que controla en Siria y en Irak.

España, en la actualidad en el Consejo de Seguridad, sigue la situación en toda el área. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha advertido -como recogió Hechos de Hoy-, del crítico desafío de esta guerrilla suní radical en varios escenarios con la estrategia de barbarie y salvajismo, que supone una amenaza nunca vista en la región.

La Casa Blanca condenó la "despreciable y cobarde" ejecución de los egipcios coptos secuestrados. El primer ministro de Gran Bretaña, David Cameron, censuró este "acto cruel y bárbaro". El presidente de Francia, François Hollande, aseguró que este acto de "salvajismo" pone de manifiesto "la amplitud de las operaciones de Estado Islámico en Libia". La Misión de Apoyo de Naciones Unidas en Libia declaró que "este crimen terrorista contra estos trabajadores del vecino Egipto debe ser rechazado y denunciado por todos los libios".
 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú