1. Inicio
  2. Secciones
  3. Internacional
  4. Egipto descartó el atentado al estrellarse un Airbus A-321 en la Península del Sinaí

QUEDÓ DESTROZADO

Egipto descartó el atentado al estrellarse un Airbus A-321 en la Península del Sinaí

Egipto confirmó la tragedia en la Península del Sinaí. Se estrelló un Airbus 321, operado por la empresa rusa Metrojet. Viajaban a bordo 217 pasajeros y siete tripulantes. Regresaba a San Petersburgo.

Hechosdehoy / Arturo Vázquez
Etiquetado en:
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

El primer ministro confirmó en El Cairo la tragedia. Un Airbus A-321, operado por la empresa rusa Metrojet. y en el que viajaban 217 pasajeros y siete tripulantes, quedó destrozado al estrellarse en la Península del Sinaí. Regresaba a San Petersburgo.

La primera preocupación y celeridad en El Cairo fue la de descartar el atentado. La información que tienen las autoridades lo descartó de forma radical frenando las primeras especulaciones. En la Península del Sinaí se están produciendo choques entre el Ejército y milicias yihadistas que cuentan con importante armamento que procede de los arsenales libios. El tráfico de armas se ha extendido en la región. Preocupa -como ha destacado Hechos de Hoy– el poder de armas sofisticadas en manos de las milicias yihadistas, sobre todo los misiles. De ahi la celeridad de El Cairo en negar la tesis del atentado y de la posible participación de la guerrilla suní radical de Estado Islámico.

El primer ministro, Sherif Ismail, activó de forma inmediata una célula de crisis. El Ministerio de Aviación Civil informó que fueron localizados restos del aparato al sur de la localidad de Al Arish, la zona de Hazana, el área de la capital de la provincia del Norte de la Península del Sinaí. El avión, un Airbus A-321, está completamente destrozado en una región montañosa.

El Ministerio de Aviación señaló que el avión estaba operado por la compañía rusa Kogalymavia. Había salido de Sharm El Sheij con destino el aeropuerto Púlkovo de San Petersburgo, donde debía aterrizar poco después del mediodía. Se sabe que viajaban 200 pasajeros adultos y 17 niños junto a los siete miembros de la tripulación.

El avión se desplazaba a una altitud de 31.000 pies cuando desapareció de las pantallas de los radares. Todo sucedió antes de entrar en contacto con los controladores aéreos en Chipre.

La empresa rusa Metrojet sufrió un accidente en 2011, cuando uno de sus aviones se incendió en una pista en el aeropuerto de Surgut en los Urales. Tres personas murieron y 40 resultaron heridas cuando la aeronave se prendió fuego en sólo 10 minutos.

La última catástrofe de una compañía rusa a gran escala ocurrió en noviembre de 2013, cuando el vuelo 363 de Tatarstán se estrelló en el aeropuerto internacional de Kazan al intentar aterrizar. Cincuenta personas murieron en el incidente.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú