1. Inicio
  2. Opinión
  3. Comunidad de blogueros
  4. Twitter, de la Luna a estrellarse en la Tierra, el KO de Elon Musk

Twitter, ¿una firma destruida? (Foto: CNN)

IRA Y ESTAMPIDA

Twitter, de la Luna a estrellarse en la Tierra, el KO de Elon Musk

Éxodo de empleados de Twitter ante las condiciones impuestas por Musk. Cientos de trabajadores han decidido abandonar la compañía tras las exigencias de trabajo impuestas por el magnate. Algunos usuarios temen que colapse la red social.

Hechosdehoy / Gustavo Parma

Fue la noche de caos, vértigo, ira e indignación.

Una noche brutal

La salida de los trabajadores de las oficinas de Twitter ha elevado la incertidumbre sobre el futuro de la plataforma. El temor a que la red social colapse y quede destruida saltó al primer plano de forma dramática.

Temor a la renuncia de un gran número de ingenieros y a su impacto en los servidores críticos que mantienen operativo a Twitter. Una ola de comentarios en Twitter con las etiquetas #RIPTwitter y #GoodbyeTwitter.

“Números récord de usuarios están iniciando sesión para ver si Twitter está muerto, ¡irónicamente lo hace más vivo que nunca!”, los comentarios de Elon Musk. Sin duda una de sus preocupaciones se centra en evitar una fuga masiva de  anunciantes.

Musk afirmó que “los empleados tendrán que ser extremadamente trabajadores” y que la firma se centrará en la ingeniería, como “una empresa de software y servidores”

Los exempleados por su parte estado tuiteando usando el hashtag #LoveWhereYouWorked para compartir sus experiencias e impresiones de los últimos sucesos. A ellos se han sumado algunos políticos estadounidenses, como la representante Alexandria Ocasio Cortez, muy popular en Twitter donde cuenta con 13 millones de seguidores.

Musk ha sido hasta ahora famoso por desviar la atención de forma eficiente cuando sus planes no salen como desea. En sus últimas reacciones ha puntado contra los periodistas señalando que “se creen la única fuente de información legítima. Eso es una gran mentira”.

Pero sin duda Musk está preocupado por el niver de inversión realizada y el derrumbe inmediato producido. El superviviente equipo de comunicación interna ha recordado a los colaboradores de la red que  deben “abstenerse de discutir información confidencial de la empresa en las redes sociales, con la prensa o en cualquier otro lugar”.

Por el momento, Musk ha confirmado que relanzará Twitter Blue, el servicio de verificación pago. Y ha adelantado lo que espera ganar con la adquisición de Twitter.

“¿Cómo se hace para hacer una pequeña fortuna en las redes sociales? Comience con uno grande”, apuntó en referencia a su fortuna de 193.000 millones de dólares según la revista Forbes.

Ambiente de crisis y sensación de caos

Todo se está precipitando. Cientos de trabajadores han rechazado el ultimátum que dio a la plantilla y que expiraba el jueves para que quienes no quisieran seguir se fueran. Muchos de esos empleados han publicado vídeos en la red social a modo de despedida o manifestando su malestar.

Uno de los vídeos muestra la proyección del nombre de Musk en la fachada de la sede corporativa de Twitter en San Francisco con el término Space Karen, una burla a su intención de colonizar Marte (mezcla de Space, por su empresa aeroespacial, Space X, y de Karen, término peyorativo que se usa para describir a mujeres blancas de mediana edad que se quejan por cosas insignificantes).

¿Podría producirse una migración masiva a otras plataformas como Mastodon?

¿Hay riesgo de colapsar de forma inminente?

La salida de la empresa de tantos ingenieros ha agitado rumores sobre la fragilidad de la plataforma ante posibles ataques de ciberdelincuentes o acerca de su propia viabilidad tal y como la conocemos.

Twitter tiene más de 250 millones de usuarios. En muchos lo utilizaban cada mañana al despertar como fotografía inmediata de la actualidad. Y así sucedía a lo largo del día. ¿Qué ocurrurá si se establece una suscripción mensual de ocho dólares?

Twitter era (y es aún) una marca consolidada pese a vaivenes y polémicas. Si Musk la destruye dejará la lección amarga de que la soberbia puede arruinar definitivamente las mejores ideas, proyectos y negocios en los tiempos disruptivos de la digitalización.

Noticias relacionadas:

Elon Musk, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, Tim Cook y Jack Dorsey, las grandes batallas
Mercedes EQS, el coche eléctrico total en ofensiva de lujo contra Tesla

Otras noticias:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú