1. Inicio
  2. Secciones
  3. España
  4. La emoción de Antonio Banderas en el homenaje de la Legión al Cristo de Mena

EL GRAN ACTO DE MÁLAGA

La emoción de Antonio Banderas en el homenaje de la Legión al Cristo de Mena

El comienzo más solemne del Jueves Santo con el multitudinario traslado en Málaga del Cristo de Mena acompañado por "El Novio de la Muerte" cantado por legionarios del Tercio Gran Capitán.

Hechosdehoy / Arturo Vázquez
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo

"Hola, familia de Twitter. Estoy estos días en España disfrutando de nuestras tradicionales vacaciones de Pascua… estad atentos, ¡porque compartiré con vosotros un poquito de mis raíces!". 

De esta forma inauguró Antonio Banderas, en la red social de microblogs, sus días favoritos en su ciudad natal. Ha ido narrando con tuits y subiendo fotos de la Semana Santa de Málaga, la más espectacular de España por la grandeza de lo que se denominan enormes tronos, llevados por hombres de tronos y no costaleros. Antonio Banderas comparte estos días especiales no sólo con sus seguidores de Twitter sino con su novia, Nicole Kimpel.

Este año los desfiles procesionales en toda España reciben un asistencia multitudinaria desde el Domingo de Ramos por días excepcionales de calor, masivos desplazamientos, y superación de todos los registros en llegada de turistas internacionales a la península y las islas Baleares y Canarias como destacó Hechos de Hoy.

Uno de los días más especiales de toda la Semana Santa es el que se vive en Málaga, en el Jueves Santo, con la llegada de la Legión y la procesión del Cristo de Mena. Con un tiempo excelente, y caluroso, se asistió a un traslado multitudinario del Cristo de Mena bajo el tronar de El Novio de la Muerte, cantado por la Legión, el Tercio I Gran Capitán con sede en Melilla. Antonio Banderas lo vivió con intensidad.

Los actos del Jueves Santo comenzaron con el desembarco de los legionarios desde el buque de transporte Contramaestre Casado en el puerto de Málaga. Esta noche -en un evento retransmitido por el canal 13tv– un total de 200 legionarios participan en la procesión conocida como Congregación o Cofradía de Mena con el célebre paso que copia la obra del escultor barroco Pedro de Mena.

La participación de la Legión durante la procesión de la cofradía que, en realidad, se denomina Pontificia y Real Congregación del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas y Nuestra Señora de la Soledad, está formada por la compañía de honores, la banda de guerra, la banda de música, comisiones, representaciones, escuadras de gastadores y guiones. 

En el comienzo del Jueves Santo, la Legión desfiló hasta la plaza Fray Alonso de Santo Tomás para participar en el traslado del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Ánimas hasta su trono procesional en la iglesia de Santo Domingo. 

Por la mañana se celebró el relevo del estandarte del Cristo de la Buena Muerte orlado por los guiones y banderas de los Tercios. La procesión, en la tarde de este Jueves Santo, se convierte en uno de los actos centrales de la Semana Santa no sólo de Málaga sino de Andalucía y toda España.

Los legionarios cantan e interpretan ininterrumpidamente El Novio de la Muerte, una pieza de cuplé convertida en canción legionaria de José Costa, que se suele confundir con el himno oficial de La Legión.

Este año se da la circunstancia de que un grupo de unos 200 efectivos de La Legión pertenecientes a Viator (Almería) se encuentran en Irak en misión del adiestramiento de efectivos de las Fuerzas Armadas de ese país en el marco de la Coalición Internacional contra la guerrilla suni radical de ISIS (Estado Islámico de Irak y el Levante).

El Novio de la Muerte

Nadie en el Tercio sabía
quien era aquel legionario
tan audaz y temerario
que a la Legión se alistó.

Nadie sabía su historia,
más la Legión suponía
que un gran dolor le mordía
como un lobo, el corazón.

Más si alguno quien era le preguntaba
con dolor y rudeza le contestaba:

Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera;
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tal leal compañera.

Cuando más rudo era el fuego
y la pelea más fiera
defendiendo su Bandera
el legionario avanzó.

Y sin temer al empuje
del enemigo exaltado,
supo morir como un bravo
y la enseña rescató.

Y al regar con su sangre la tierra ardiente,
murmuró el legionario con voz doliente:

Soy un hombre a quien la suerte
hirió con zarpa de fiera;
soy un novio de la muerte
que va a unirse en lazo fuerte
con tal leal compañera.

Cuando, al fin le recogieron,
entre su pecho encontraron
una carta y un retrato
de una divina mujer.

Y aquella carta decía:
"…si algún día Dios te llama
para mi un puesto reclama
que buscarte pronto iré".

Y en el último beso que le enviaba
su postrer despedida le consagraba.

Por ir a tu lado a verte
mi más leal compañera,
me hice novio de la muerte,
la estreché con lazo fuerte
y su amor fue mi ¡Bandera!

Una procesión impresionante

El vídeo del desfile procesional en la Semana Santa de Málaga. La grandeza del Jueves Santo.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
You need to agree with the terms to proceed

twitter facebook smarthphone
Menú