¿Por qué elegir el césped artificial en la terraza o el jardín?

Redacción

La ambientación de los espacios externos de una propiedad, como terrazas y jardines, requiere de practicidad. Esto está relacionado con que tengan una excelente apariencia, pero que a la vez no necesiten un mantenimiento que exija demasiado tiempo o dinero. Es aquí donde el césped artificial tiene un rol clave.

La empresa Albergrass cita varias ventajas concretas con el uso de este material de jardinería. El acabado siempre luce un verde natural e intenso, es resistente a los rayos UV, permite un gran ahorro de agua y a largo plazo resulta mucho más rentable que el césped natural. Por si fuera poco, su instalación es sencilla

Alternativas diferentes para cada necesidad decorativa

Albergrass es una compañía española que destaca en su experiencia por fabricar y comercializar lo que denominan césped tecnológico. Son los desarrolladores de la tecnología Atmös, una solución fotocatalítica y ecológica que purifica el aire que entra en contacto con el césped. Una ventaja significativa para sus usuarios, que siempre tendrán espacios de terrazas y jardines desinfectados de forma continua y con un índice menor de polución.

Los expertos de esta empresa han desarrollado varios tipos de céspedes artificiales que se adaptan a distintas necesidades de ambientación y decoración exterior. Destaca el nuevo modelo Haizea, un producto de 50 milímetros muy denso que ha sido diseñado para jardines donde la estética es primordial. Otro de los últimos lanzamientos es el modelo Feroe, un césped de 35 milímetros muy vertical que sobresale por su resistencia.

También destacan las referencias Aberdeen FIVE e Inverness, que cuentan con las tecnologías Instant Recovery® y Feelgood®. Propiedades que les permite tener una mejor recuperación de la pisada y disipar el calor hasta 12 grados durante el verano, consiguiendo un césped más fresco en los días de mucho calor. Por su parte, el modelo Discover es una opción hiperresistente para el jardín y parques infantiles gracias a sus fibras, que además tienen propiedades antiestáticas. 

Céspedes artificiales de aspecto muy natural

El aspecto cromático y la estética es uno de los aspectos que más cuida Albergrass en sus productos. Esto se refleja particularmente en el modelo Belvedere, considerado el más elegante y fresco de la gama por su confección sin texturizado.

Otros productos que destacan por su naturalidad son el Orión y el Alpine. Sus fibras se tejen con más espacio entre sí para que queden más abiertas entremezclando sus hilos y consiguiendo un efecto más real.  

Finalmente, la gama Borneo y el modelo Tempo ofrecen distintas alturas con una densidad que los hace mullidos y suaves al caminar.

Todos los céspedes artificiales de Albergrass están hechos para durar y tienen una vida útil promedio de 15 años. Para asegurar esta durabilidad, solamente una indicación: elegir el producto adecuado según el uso que se le vaya a dar, desde el intensivo hasta el meramente decorativo. Es una inversión que se amortiza con años de tranquilidad, comodidad, estética y valorización de la propiedad.

Otras noticias:

twitter facebook smarthphone
Menú