Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Viernes, 22 de junio de 2018. Madrid: 19:05 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
En 50 años, República Dominicana será un apartheid
Tras el discurso del presidente Danilo Medina, quiero insistir en algunas ideas. (Foto: PGD)

En 50 años, República Dominicana será un apartheid con dos tipos de habitantes

Un niño nacido en EE. UU. de padres dominicanos, que nunca vivirá en República Dominicana, puede obtener la nacionalidad dominicana; pero otro que nace y vive el resto de su vida en territorio dominicano de padres indocumentados no puede obtenerla.

EL TOLLO MIGRATORIO
 / Actualizado 28 febrero 2018 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
 Relacionado con:
Antes de que termine febrero, mes llamado de la patria, y después del discurso del presidente Danilo Medina, quiero insistir en algunas ideas que he publicado anteriormente con respecto a la migración haitiana en la República Dominicana.

Primero, la inmensa mayoría de los dominicanos quiere que se detenga la migración haitiana, y que se repatrie un gran número de inmigrantes indocumentados. Pero ¡ah!, el Gobierno no la detiene ni repatria en la magnitud que desea la ciudadanía.

Segundo, hemos llegado a este tollo migratorio por la complicidad de los gobiernos dominicanos con muchos empresarios, sobre todo en la agricultura y la construcción, para mayores ganancias empresariales. Esa es la principal causa dominicana del tollo. Que los haitianos quieran irse de su país es entendible; como también se quieren ir muchos dominicanos.

Tercero, en su ineficiencia y desorganización, el Estado Dominicano nunca desarrolló un plan de documentación para los inmigrantes indocumentados y sus descendientes. Entre los nacidos en territorio dominicano, unos recibían actas de nacimiento y otros no. Eso generó confusión y caos, que hasta la fechan reinan, a pesar de las leyes aprobadas para regularizar inmigrantes.

Cuarto, como el Gobierno dominicano no ha querido controlar la migración ilegal ni regularizar realmente a los inmigrantes y descendientes, para así mantener abundante mano de obra barata, el problema se abordó con leyes a medias. Grave error.

Quinto, en el año 2005, la Suprema Corte declaró a los inmigrantes indocumentados y sus descendientes “en tránsito”, aunque hubiesen nacido y vivido por largos años en República Dominicana. Esa Corte asumió que el mundo no sabía el significado del término “en tránsito”. Gravísimo error.

Sexto, luego, la Junta Central Electoral comenzó la cacería, reteniendo documentos o negándoselos a personas de ascendencia haitiana. Un abuso.

Séptimo, la Constitución de 2010 estableció por primera vez de manera explícita, que los hijos de inmigrantes indocumentados no calificaban para recibir la nacionalidad dominicana; y a la vez estableció que los hijos de dominicanos en el exterior podían recibirla.

Es decir, un niño nacido en Nueva York de padres dominicanos, que nunca vivirá en República Dominicana, puede obtener la nacionalidad dominicana; pero un niño que nace y vive el resto de su vida en territorio dominicano de padres indocumentados no puede obtenerla. En 50 años, este país será un apartheid con dos tipos de habitantes: los que tienen derechos ciudadanos y los que no.

Octavo, asumir que las medidas de exclusión forzarán los descendientes de haitianos a auto-deportarse a Haití es una ficción. La inmensa mayoría de los descendientes de haitianos no irán a vivir a Haití, como tampoco vendrán a vivir a la República Dominicana la inmensa mayoría de los hijos de inmigrantes dominicanos radicados en Estados Unidos y Europa, aunque le regalen la nacionalidad dominicana.

El gran tollo migratorio dominicano no se soluciona con sentencias arbitrarias que aumentan las ilegalidades y matan las esperanzas. Tampoco con vocinglería en los medios de comunicación ni de los políticos. La solución requiere de medidas estrictas de control migratorios que nunca se han establecido en este capitalismo de plantación.

El gobierno tiene que controlar eficazmente la frontera para detener la migración ilegal, debe otorgar visas de trabajo a inmigrantes haitianos que necesite la economía dominicana, debe realizar un programa de repatriación ordenado de indocumentados recientes, y otorgar la nacionalidad a los descendientes de inmigrantes indocumentados que nacieron y se han criado en la República Dominicana.

Si el Gobierno sigue siendo cómplice de muchos empresarios en la híper-explotación laboral, el tollo migratorio continuará agravándose exponencialmente con inmensas consecuencias sociales.
 

- (*) Artículo originalmente publicado en el periódico Hoy de República Dominicana.

Rosario Espinal es socióloga y politóloga.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

Ley Electoral antes que Ley de Partidos, una prioridad política

Este año marcará el derrotero del PLD: ¿Quién se impondrá? ¿Cómo? ¿A qué costo?

El pene, ¿arma de destrucción de integridad física y emocional?

¿Cuántos muertos y heridos más se necesitan para iniciar un cambio real?

Publicidad
Publicidad
Rosario Espinal
Ventanas en el espacio
EL VERDADERO DEBATE

A la Reina Letizia la dejaron entrar, ¿y a las dominicanas?

¿MÁS CAPACES?

¡Mujeres a la porra! ¿Son los hombres más inteligentes?

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
ESTUPOR EN ESPAÑA

La Manada, el grito de "no es abuso, es violación" vuelve a las calles

DEBATE EN EL AIRE

El audio de Simone que enfureció a Messi, Jorge Sampaoli y Argentina

UNA SORPRESA

LG trabaja en el LG Q8+, la versión reducida del LG V30

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Día del Refugiado, Nicole Kidman, Frank Lampart y Juan de Borbón



LETIZIA CON MELANIA

Felipe VI y Trump tras la tormenta en G7 y la guerra comercial con China

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
SALVADOR SOBRAL

Croacia brilla en Cuatro, pucheros en MasterChef y pillada en Sálvame

NO ES CENSURA

El silencio de la dictadura ante la muerte de Rafael Alcides

Y ENSALADA 7 TAZAS

Parrillada de pollo, cordero, conejo, salchichas y alguna delicia más

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
JUNIO 2018
A la Reina Letizia la dejaron entrar, ¿y a las dominicanas?
¡Mujeres a la porra! ¿Son los hombres más inteligentes?
MAYO 2018
En política no hay consenso: o se gana o se pierde
Cuando caigan los partidos, de las cenizas surgirá algo mejor
La Ley de Partidos volverá a dormir en el valle de los caídos
La Encuesta Nacional de Inmigrantes: Haitianos, ¿cuántos hay?
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
© 2018 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies