Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Martes, 17 de julio de 2018. Madrid: 21:34 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
Argel, la europea, la bella y blanca, tan cerca y tan lejos
La capital de Argelia, blanca y bella. (Foto: José Antonio Ruiz)

Argel, la europea, la bella y blanca, tan cerca y tan lejos

Según desde donde mires la capital de Argelia, pensarías que estás en otro país y no precisamente del mundo árabe. Bienvenidos a una city hermosa y con tintes franceses.

BIENVENIDOS A ARGELIA
 / Actualizado 15 abril 2018 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Ciudades bonitas a lo largo y ancho de planeta hay, por supuesto, pero algunas te sorprenden porque, sencillamente, no te las esperas. Eso es lo que me pasó a mí en la capital de Argelia. Según desde donde la mires, pensarías que estás en otro país y no precisamente del mundo árabe. Bienvenidos a una city hermosa, muy blanca y con tintes franceses: Argel.



Y para llegar allí dejamos las increíbles playas de Tobago en las que nos bañamos el lunes pasado y nos vamos al Norte de África, a un país relativamente poco conocido y que es, a su vez, el más grande del continente. ¡Nos vamos a Argelia!
Un poco de geografía para empezar por si alguien se me ha despistado. Este país se encuentra en el Magreb, en la costa mediterránea de África, al este de Marruecos y al Oeste de Túnez y Libia.



Buena parte de su territorio es desierto y no está exento de conflictos armados especialmente en sus zonas cercanas las fronteras con otros países que comparten el Sahara.

Cuando pienso en Argelia, me viene algo así a la cabeza como “tan cerca, tan lejos…”. Y es que está a tiro de piedra de España pero muy pocos son los que lo visitan. Sus vecinos Marruecos y Túnez reciben cientos de miles de turistas mientras que esta nación, no.



¿Motivos? Pues entre ellos podemos encontrar la escasa infraestructura para el turismo, una economía no dependiente de esta industria, mayor sensación de peligro… Hasta los visados para ir son ciertamente engorrosos y requieren de una dosis grande de paciencia y cambio de mentalidad.



En cualquier caso, Argelia es un país impresionante de verdad en el que predominan árabes y beréberes y mucha, pero que mucha arena. Al mismo tiempo, su historia está ligada a España (aunque principalmente a Francia) y, en ciudades como Orán, se hace más que evidente este hecho pero esa es ya harina de otro costal.



Yo llevaba mucho tiempo con ganas de visitar Argelia y, finalmente, se dio la oportunidad. En compañía de una amiga y gran viajera también, nos dirigimos a Argel, una ciudad que me sorprendió muchísimo. Sinceramente, me esperaba otra cosa. Me encantó, me fascinó… Tanto su parte más moderna como la más antigua.



Con mucha hambre de conocer, devoramos Argel como si no hubiese un mañana. Sus enrevesadas calles, sus grandes avenidas, sus coloridos mercados, sus majestuosas mezquitas, su protegido puerto, su señorial paseo marítimo, su fascinante ciudadela (kasbah) que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO… A veces te da la impresión de que estás en Tánger, otras veces, en Niza



La ciudadela es una verdadera delicia. Calles intrincadas y estrechas con casas que se agolpan unas sobre otras, rincones con encanto, gentes que van y vienen y muros que han visto el devenir de la historia con los mismos colores desde hace siglos.



Allí se encuentran el Museo de Artes Populares y Tradiciones, la mezquita Djemma Ali Bitchine, el Mausoleo Sidi Abdelrahman o el Museo de Caligrafía Islámica entre otros… Caminar por allí te traslada a otros tiempos totalmente.



Pero la parte “moderna” no deja indiferente a nadie… los blancos y azules predominan en su paseo marítimo y otros edificios cercanos como si de la mismísima Riviera Francesa se tratase. Por su lado, las mezquitas como la Djamaa Ketchoua, Djemaa el-Djedid y la Djemaa el-Kebir se reparten partes de la ciudad con su vistosa arquitectura. Todo un regalo para los ojos.



Y también hay lugar para el catolicismo como la Basílica de Nuestra Señora de África (Notre Dame d’Afrique) que tiene unas vistas de la ciudad y del Mar Mediterráneo difíciles de superar. ¡Qué bonito!



¿Y para comer? Pues no solo devoramos calles y otras platos urbanos… También nos pusimos hasta arriba de… ¡Cuscús! Uno de los mejores que he comido nunca. Entre la comida, el lugar, el ambiente… ¡Toda una experiencia!



Pero no todo termina en la ciudad, ¿eh? La semana que viene salimos y vais a ver lo que se puede encontrar sin tener que ir muy lejos…  

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

Karachi, todos los lugares del mundo tienen su encanto

Jersey, mucho granito y brutales paisajes que dejan las mareas

Noumea, Nueva Caledonia, el punto de partida hacia la aventura

Ceuta: una maravillosa joya española en el norte de África

Publicidad
Publicidad
José Antonio Ruiz
TravelZungu
MUY ROMÁNTICO

Rovinj, un pueblo pesquero en Croacia, pintoresco y con encanto

TAYIKISTÁN

Sucesos divertidos, inesperados y peligrosos rumbo a Uzbekistán

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
UN FUTURO PROMETEDOR

Los cambios revolucionarios de Apple en el iPad ¿de 11 pulgadas?

GRAN TRAYECTORIA

La Academia de Cine despide a Yvonne Blake, presidenta de honor

RESPUESTA SORPRESA

La placenta en los embarazos: ¿es diferente en niños y niñas?

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Arianna Huffington, Clive Cussler, Mario Kempes y Gianni Versace



LA FINAL INÉDITA

Zlatko Dalic, arquitecto de la hazaña de Croacia en el Mundial de Rusia

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
PROGRAMA DEL PSOE

Franco fuera del Valle, el primer objetivo político y estratégico de Sánchez

MOMENTOS ESTELARES

Angela Merkel, Santiago Segura, Froilán, Quino y piel de gallina

NUEVAS APUESTAS

The good doctor eclipsa a Stalker y Pura magia, y malos modales en Cuatro

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
JULIO 2018
Rovinj, un pueblo pesquero en Croacia, pintoresco y con encanto
Sucesos divertidos, inesperados y peligrosos rumbo a Uzbekistán
Dusambé, capital de Tayikistán, una ciudad que da paz
JUNIO 2018
Dusambé, Tayikistán, los placeres que da el asfalto
Tayikistán, en lo más profundo de la espectacular Pamir Highway
La Pamir Highway en la oscuridad entre nieve, estrellas y sombras
Kirguistán: ¡Tirados en la frontera a 4.000 metros de altitud!
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
© 2018 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies