Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Martes, 17 de julio de 2018. Madrid: 21:33 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros

Aprendiendo meditación con un lama en el Reino de Bután

A los que les gusten los destinos lejanos, misteriosos y fascinantes, volverán de este país renovados y fascinados por sus paisajes, cultura y sensación de armonía.

INCREÍBLE EXPERIENCIA
 / Actualizado 4 marzo 2015 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Esta vez voy a hablar de Bután pero no desde un punto de vista turístico, aunque ya os adelanto que a los que les gusten los destinos lejanos, misteriosos y fascinantes, volverán de este país renovados y más contentos que unas castañuelas. Uno de mis preferidos de Asia, sin duda. La gente, el paisaje, la cultura, los monasterios, la comida, la sensación de armonía, etc.… ¡Uff! Difícil de superar. 
 
Estoy seguro de que estaréis de acuerdo conmigo en que viajar va mucho más allá de ver monumentos. Bien es cierto también que para gustos los colores pero cuando nos decidimos por un destino, siempre hay un interés subyacente en su cultura, su naturaleza, su belleza arquitectónica u otro elemento.
 

 
Al viajar, yo soy partidario de siempre buscar una actividad o experiencia diferente. Algo que con dificultad podría hacer en otro lugar o que no sería igual en otro destino. Así que me puse a pensar… “Himalaya… Bután, budismo tibetano… lamas… ¡meditación!”. Lo tenía claro. Iba a aprender a meditar con un lama.
 
Espiritualmente (aunque la meditación no tiene que estar necesariamente vinculada a la espiritualidad. Es un ejercicio intelectual) me considero una persona normal. Ni mucho ni poco, ni tan calvo ni con dos pelucas. Lo que sí soy es una persona a la que le gusta aprender constantemente.

Aprender cosas nuevas nos ejercita el cerebro y nos mantiene activos; aparte de los beneficios que nos ofrece un aprendizaje concreto en sí. Ya sea un idioma, primeros auxilios o a afinar zambombas (por cierto, ¿se afinan las zambombas? Nunca me lo había preguntado, que cosas… Tengo que investigar).
 
Pues decididos (hice el viaje con una grandísima amiga y también viajera) a mejorar si cabe un viaje a Bután (que en sí mismo ya es de 10), nos propusimos encontrar un lama que nos enseñase, de primera mano, a meditar y, de paso, las bases del budismo tibetano. Un monje budista habría sido suficiente pero yo quería un lama. Punto. Y un templo budista. Otro punto.
 
Para no extenderme mucho y que no os durmáis, os diré que la determinación siempre paga. Y un buen día, tras la fascinación de una jornada cargada de emociones, caminatas y vistas para el recuerdo, allí estábamos, en un templo budista real, con todos sus adornos y ornamentas, su incienso y un sinfín de colores característicos.


 
“Nuestro” lama era un referente en Bután y en el budismo tibetano en general. No podíamos pedir más. De mirada serena, gestos pausados y mucha, mucha paz.
 
Nos dispusimos a impregnarnos de sabiduría y, aunque esperábamos un té, la bebida que disfrutamos durante toda la sesión fue agua caliente. Si, si, agua caliente. Un termo de grandes dimensiones nos acompañó durante todo el tiempo que estuvimos allí.
 
No paramos de hacer preguntas sobre la reencarnación, la felicidad, el budismo pero, principalmente, aprendimos a meditar. La respiración, la postura, la disposición de la mente, el entorno…
 
Nuestro nuevo amigo, de repente y sin previo aviso, entrecerraba los ojos como mirando a su nariz y respiraba con una leve sonoridad, ausente.... Al principio, nosotros nos mirábamos y, como los actores que cuando no saben que hacer con las manos cogen cosas, nosotros bebíamos agua caliente sin saber cuanto duraría aquel trance (mientras pensábamos: “a este buen hombre le ha dado un “jamacuco”). Al poco tiempo el “volvía” con nosotros y nos seguía ilustrando. Poco a poco, le íbamos acompañando en las “ausencias”.
 
Al terminar la sesión, todas las preguntas habían tenido respuesta y ya sólo nos quedaba la práctica más de ese momento en adelante. Porque meditar requiere práctica para aprovechar sus beneficios. Entre ellos, según los expertos, encontramos el reposo mental, el incremento de la creatividad, la concentración, la relajación, la mejora de la salud… No es poco, ¿eh? Y sus beneficios aumentan con la práctica continua.
 
Bután estará siempre entre mis mejores recuerdos de viaje y el tiempo pasado, con tan ilustre lama, destacó sobre unos atractivos ya de por sí extraordinarios. Una experiencia enriquecedora, intensa e inolvidable.
 
En TravelZungu puedes leer sobre más viajes increíbles.


Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Aprendiendo a meditar. (Foto: J. A. Ruiz)
Noticias relacionadas:

Histeria en Nepal o aquella vez en la selva de Chitwan

Fakarava, del cultivo de perlas naturales al snorkel alrededor de las ostras

De Guadalcanal a Ghizo, demasiado pedo para tan poco avión

Socotra: Una isla para soñar despierto, un regalo del cielo

Publicidad
Publicidad
José Antonio Ruiz
TravelZungu
MUY ROMÁNTICO

Rovinj, un pueblo pesquero en Croacia, pintoresco y con encanto

TAYIKISTÁN

Sucesos divertidos, inesperados y peligrosos rumbo a Uzbekistán

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
UN FUTURO PROMETEDOR

Los cambios revolucionarios de Apple en el iPad ¿de 11 pulgadas?

GRAN TRAYECTORIA

La Academia de Cine despide a Yvonne Blake, presidenta de honor

RESPUESTA SORPRESA

La placenta en los embarazos: ¿es diferente en niños y niñas?

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Arianna Huffington, Clive Cussler, Mario Kempes y Gianni Versace



LA FINAL INÉDITA

Zlatko Dalic, arquitecto de la hazaña de Croacia en el Mundial de Rusia

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
PROGRAMA DEL PSOE

Franco fuera del Valle, el primer objetivo político y estratégico de Sánchez

MOMENTOS ESTELARES

Angela Merkel, Santiago Segura, Froilán, Quino y piel de gallina

NUEVAS APUESTAS

The good doctor eclipsa a Stalker y Pura magia, y malos modales en Cuatro

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
JULIO 2018
Rovinj, un pueblo pesquero en Croacia, pintoresco y con encanto
Sucesos divertidos, inesperados y peligrosos rumbo a Uzbekistán
Dusambé, capital de Tayikistán, una ciudad que da paz
JUNIO 2018
Dusambé, Tayikistán, los placeres que da el asfalto
Tayikistán, en lo más profundo de la espectacular Pamir Highway
La Pamir Highway en la oscuridad entre nieve, estrellas y sombras
Kirguistán: ¡Tirados en la frontera a 4.000 metros de altitud!
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
© 2018 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies