Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Lunes, 24 de abril de 2017. Madrid: 22:56 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
Manila y su caos, los últimos de Filipinas y algo deleznable
Los espectaculares autobuses filipinos. (Foto: J. A. Ruiz)

Manila y su caos exótico, los últimos de Filipinas y algo deleznable

Hablar de Filipinas es también hablar de España y este hecho se hace evidente en Manila, en la isla de Luzón y, particularmente, en su distrito amurallado de Intramuros fundado por Miguel López de Legazpi.

MURALLAS Y RASCACIELOS
 / Actualizado 6 marzo 2017 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
No cabe duda de que las megalópolis asiáticas pueden abrumar pero tienen algo. Como poco, la experiencia de vivirlas y de captar sus vibraciones. Si a esto le sumamos la oportunidad de sentirte en plena época colonial española, la mezcla es, cuando menos, muy atractiva.

Bienvenidos a Manila, la capital de Filipinas. Así que nos alejamos entonces de Matamata, Nueva Zelanda, donde estuvimos con Gandalf y Frodo y nos trasladamos a un país que tiene ¡más de 7.000 islas! ¡¡Vámonos!!



Cuando nos referimos al 98, a muchos nos vendrá a la cabeza la Generación del 98. Aquel grupo de jóvenes armados con mucho arte y repleto de figuras tan conocidas como Miguel de Unamuno, Ramiro de Maeztu, Pío Baroja, Azorín… y tantos otros en diversas disciplinas artísticas.



Pero esta Generación no fue más que el resultado del “Desastre del 98”, aquel año en el que España perdió sus últimas colonias. Nada menos que Cuba, Puerto Rico y, junto a Guam, la que nos trae hoy aquí: Las Islas Filipinas. A la primera se le concedió la independencia y las tres últimas fueron cedidas a Estados Unidos. Todo ello dentro del marco del Tratado de París (10 de diciembre de 1.898) en el que se firmó la paz entre ambos países tras la somanta de palos navales que nos estaban dando.



Aquí terminaba el imperio colonial español. Bueno, no es del todo verdad, jeje, ya que un pequeño destacamento español no se había “coscado” de que las Filipinas ya no eran españolas y resistieron un asedio de 337 días ahí dándolo todo con dos… manteniendo, de forma sólo oficial para ellos, su plaza como española hasta el 2 de junio de 1.899. Cuando ya se dieron cuenta de que allí se iba a dejar de hacer cocido madrileño para dar paso a las hamburguesas con queso cheddar, volvieron a España. A los supervivientes les llamaron… Los Últimos de Filipinas



Al final, no nos quedó más que el Mantón de Manila que, por cierto, procedía de China. Entonces nos quedamos con el nombre nada más.



La historia nos une. Hablar de Filipinas es también hablar de España y este hecho se hace evidente cuando visitamos la ciudad de Manila, en la isla de Luzón y, particularmente, en su distrito amurallado de Intramuros (fundado por Miguel López de Legazpi en 1.571). Para que os hagáis una idea, es como estar en Cartagena de Indias, Colombia. Murallas, cañones, edificios coloniales, el mar… Te traslada en el tiempo hasta que fijas tu mirada en el horizonte y ves rascacielos por todos lados.



Todo hay que decirlo, las grandes ciudades del sudeste asiático son una fiesta de edificios de gran altura alrededor de los cuales se acumula el caos. Tráfico, bullicio, olores, mercados, riqueza, pobreza, lujo, basura… y gente por todos lados. He de reconocer que tiene su encanto aunque suene abrumador. Manila también tiene amplias plazas, un paseo marítimo, unos atardeceres de infarto, mucha vida nocturna…



Yo pasé varios días por la ciudad y fue toda una experiencia. Algunas cosas me gustaron mucho pero otras no tanto. En esa vida nocturna que os comento hay un sector deleznable que visualmente se traduce en occidentales de muy avanzada edad acompañados de niñas locales de muy temprana edad, viagra que se vende por la calle junto a productos para abortar, un mercado sexual rampante que da bastante penita.



Ver esto cada noche de camino a mi alojamiento entre calles céntricas llenas de locales de dudosa reputación no es la mejor de las visiones. Una de esas noches, al llegar, me dice la recepcionista: “Hola, soy Maricón, ¿cómo le puedo ayudar?”. Ahí ya dije… ¡¡¡Pero esto que es!!! (cuando vi su plaquita en la chaqueta me di cuenta de que era su nombre…).



Como digo, cosas buenas y cosas malas. También curiosas, como la catedral de católicos chinos de Manila… ¡Ojo! ca-te-dral de ca-tó-li-cos chi-nos… en Manila… El Cristo negro… O cuando escuchas la radio en tagalo. De repente oyes: “Chimpampún, chimpumpán, treinta y tres… palití, palitón, reguetón, cuarenta y dos…”. ¡Dicen los números en español! Está claro que seguimos siendo hermanos y, por cierto, son súper amables los filipinos.



Comí un poco de todo. A mí me encantan los puestos de la calle aunque tuve la oportunidad de ir a un restaurante “fisno” en una ocasión. Pedí unas ancas de rana pero a mí me parecieron más ancotas de ranota. ¡Qué tamaño! ¿¿No serían directamente patas de rata?? Porque yo no he visto una rana de ese tamaño en mi vida. No sé, lo mismo existe la rana comebúfalos (Ranus Zampabufalis para los más científicos) y ese día no fui a clase.



Algo que me pareció genial es que celebran las Navidades ¡ya desde septiembre! Mucho espíritu y tienditas con decoraciones y cositas navideñas. Eso sí que es espíritu navideño. Si nos descuidamos, nosotros encenderemos las luces de la Plaza Mayor el 28 de diciembre. Con lo tiernos que nos ponemos todos en Navidad, ¿no?



Un día en Manila puede ser muy intenso pero plagado de experiencias en una de las capitales con mayor densidad de población del mundo. Y para digerirlo todo con calma, nada mejor que asistir a uno de los atardeceres más impresionantes que yo he visto en una ciudad. “Bonito, pero bonito de verdad de la buena”. Y con él, os dejo por hoy. Ya otro día os hablo del resto del país. Plagado de naturaleza exuberante, playas idílicas y gente muy simpática.



¿Te gusta TravelZungu? ¡Compártelo!


Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

Anguila: Caribe, súper Caribe y la espectacular Shoal Bay Beach

Viajando por el mundo te encuentras con baños para todos los gustos

Nueva Zelanda: Bienvenidos a Hobbiton en Matamata

Publicidad
Publicidad
José Antonio Ruiz
TravelZungu
VIAJE A CENTROAMÉRICA

Guatemala: una sinfonía de millones de colores y sensaciones

MARCANDO PAQUETE

Bora Bora, estereotipo de paraíso terrenal y de turismo a dos velocidades

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
VARIAS VERSIONES

Blanco o negro, el futuro que Xiaomi tiene preparado para el Xiaomi Mi Mix 2

CADA 25 DEL MES

Billetes de tren a 25 euros para celebrar el 25 aniversario del AVE

GRAN PESAR

Sebastián Palomo Linares fallece tras una operación de corazón

Publicidad
Lo más compartido


LOS INTERROGANTES

La puerta que abrió Cristina Cifuentes en la semana trágica del Partido Popular



HONDO PESAR

Fernando Alonso, destrozado por la muerte del joven Gonzalo Basurto

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
EL MÉRITO NO NACE SE HACE

Carlota Ciganda y el putt de un metro para vencer en el hoyo 18

PURA SALUD

Ensalada de remolacha con manzana, queso azul y nueces

NO ES LA PRIMERA VEZ

Robert Pattinson quiere volver al pasado con Kristen Stewart

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
ABRIL 2017
Guatemala: una sinfonía de millones de colores y sensaciones
Bora Bora, estereotipo de paraíso terrenal y de turismo a dos velocidades
Bora-Bora, una isla de marca, experiencia o también imaginación
MARZO 2017
Madeira: no todo el atractivo de las islas reside en las playas
Etiopía: el daño del turismo, animales salvajes y templos cristianos
Etiopía, todo un mundo difícil de comparar con el resto de África
Manila y su caos exótico, los últimos de Filipinas y algo deleznable
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2017 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies