Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Jueves, 29 de junio de 2017. Madrid: 02:16 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
Iván Cañas y José Lezama Lima, como dos extraños
Lezama Lima e Ivan Cañas, en 1969. (Foto: El Fogonero)

Iván Cañas y José Lezama Lima, como dos extraños

Fue en La Habana de 1969. Cuba permanecía movilizada en los cañaverales, tratando de producir 10 millones de toneladas de azúcar. Como fotorreportero de una revista, Iván fue enviado a Caibarién a retratar la gesta masiva.

DOS VECES
 / Actualizado 6 junio 2017 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
Estoy escribiendo un texto sobre las dos veces que Iván Cañas y José Lezama Lima se encontraron. Lo tengo casi listo, pero no me atrevo a ponerle el punto final. Sé que le falta algo importante, que hay un detalle esencial que aún se me escapa.

Fue en La Habana de 1969. Cuba entera permanecía movilizada en los cañaverales, tratando de producir 10 millones de toneladas de azúcar. Como fotorreportero de una revista, Iván fue enviado a Caibarién —un pueblo de la antigua provincia de Las Villas— a retratar la gesta masiva.

Pero el joven artista acabó captando expresiones individuales, rostros aislados, cubanos que no tenían otra cosa que ofrecer que no fueran sus vidas cotidianas. Aquel material, gracias a la asesoría del maestro Raúl Martínez, acabó convirtiéndose en uno de los ensayos fotográficos más valiosos de la Cuba de la segunda mitad del siglo XX.

Pero Raúl y mucho menos Iván estaban seguros de ello. Necesitaban una tercera opinión y fueron a la calle Trocadero 162, donde vivía el autor de Enemigo rumor, a enseñarle la maqueta del libro donde se publicarían las imágenes (que hoy —dicho sea de paso— forma parte de la Colección del Museo Reina Sofía).

Entonces, el joven fotógrafo tenía 23 años y el escritor unos 59 que pesaban más que 70. Habían compartido el mismo espacio por 30 años, pero solo coincidieron dos veces; aquella y otra más, en un jardín del Vedado. Gracias a esos encuentros hoy sabemos cómo era el Lezama que se encerró (que encerraron).

En una de las fotos, Lezama suelta una carcajada. A juzgar por lo que le escribe a su hermana Eloísa en las cartas de esos meses, fue un escaso momento de alegría: “todos hemos sido víctimas de la estupidez, de la miseria y la confusión de nuestra época”, dice unos párrafos antes de comentar los avances en Paradiso.

Por eso las fotos de Iván, además de enseñarnos al corpulento hombre que la censura y la ignorancia trataron de encubrir, nos revelan lo que resultaba invisible en ese momento. Y ese es, creo, el gran valor de la obra de Iván Cañas, que siempre miró hacia donde nadie más miraba.

Ahora le voy a llamar por teléfono, quiero que me cuente, con sus propias palabras y con lujo de detalles aquellos dos encuentros. Pero antes quise escribir este post. Aquí empieza el final del texto que escribo. Iván y Lezama, como dos extraños, están a punto de reencontrarse.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

El privilegio de pertenecer a una casta de ferroviarios en Cuba

De Saint Louis a Santo Domingo: el momento de regresar a casa

Pistas en la red:

Más posts interesantes de Camilo Venegas

Publicidad
Publicidad
Camilo Venegas
El Fogonero
FELIZ CUMPLEAÑOS, ESTEBITA

El privilegio de pertenecer a una casta de ferroviarios en Cuba

AEROPUERTO

De Saint Louis a Santo Domingo: el momento de regresar a casa

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
HEROICO CHILE

Bravo, el exportero del FC Barcelona dejó a Cristiano sin el sueño de su final

KEPA SE EMPLEÓ A FONDO

Saúl Ñíguez destroza la fama de Donnarumma en la vistoria sobre Italia

EL CNI LO CONFIRMÓ

Ucrania, el país más afectado en un ciberataque mundial pidiendo rescate económico

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Sordoceguera, Khloe Kardashian, Juanjo Artero, Raúl González y Jesús Hermida



CUATRO DÉCADAS DE CEOE

El Rey insta a intensificar esfuerzos en la lucha contra el desempleo

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
COLORIDO Y RICO

Espaguetis, tallarines o macarrones con salmón fresco y brócoli

SITUACIÓN AGRIA

Por primera vez en 17 años el PLD sin rumbo ni destino en República Dominicana

MOMENTOS ESTELARES

Kawhi Leonard, Mónica Estarreado, Saint-Exupéry y Pedro y Pablo

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
JUNIO 2017
Iván Cañas y José Lezama Lima, como dos extraños
El privilegio de pertenecer a una casta de ferroviarios en Cuba
MAYO 2017
De Saint Louis a Santo Domingo: el momento de regresar a casa
Todas las banderas son mudas y solo dicen lo que le conviene al que las enarbola
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2017 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies