Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Síguenos
Miércoles, 22 de marzo de 2017. Madrid: 23:10 h
hechosdehoy.com

Síguenos:  Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter RSS

  Buscar
Suscríbete gratis
Especiales Tecnología  Redes   |   Tecnología personal   Especiales Ocio y Cultura  Viajes   |   Videojuegos   |   Madrid-Toledo-Barcelona + AVE
Especiales Salud  Innovación farmacéutica   |   Investigación médica   |   Psicología   |   Los retos del Alzheimer
Especiales Enfoques  Empresas y negocios   |   Golf   |   Recetas   |   Relatos
  Comunidad de blogueros
El contingente de cubanos que fue a cortar árboles a la taiga
Los ferrocarriles de la isla tenían una gran carencia de travesaños. (Foto: Pixabay)

El contingente de cubanos que fue a cortar árboles a la taiga

Los ferrocarriles tenían una gran carencia de travesaños. La Unión Soviética donó la madera, pero Cuba debía mandar a los que se encargarían de talar los árboles, aserrarlos y empavesarlos con alquitrán.

CINCO AÑOS EN SIBERIA
 / Actualizado 18 marzo 2017 Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoCorregir este artículoEnviar a un amigo
No advertimos su llegada. Cuando notamos su presencia ya vivía en el pueblo y se había hecho una pequeña cabaña al final de los cañaverales. Nunca nadie averiguó su nombre, todos le llamaban el Ruso. Siempre andaba con un pesado abrigo y un gorro de piel de oveja con orejeras.

Era un hombre de muy pocas palabras, por eso tardamos meses en enterarnos que había estado cinco años en la Siberia. Formó parte de un contingente de cubanos que fue a cortar árboles a la taiga. De allá trajo el abrigo, el gorro y la costumbre de no quitárselos nunca, incluso bajo el sol más abrasador.

Corrían los años 80 el siglo pasado. Los ferrocarriles de la isla tenían una gran carencia de travesaños. La Unión Soviética estaba dispuesta a donar la madera, pero Cuba debía mandar a los que se encargarían de talar los árboles, aserrarlos y empavesarlos con alquitrán.

Pronto el Ruso se convirtió en el mejor machetero de la zona. Se ganaba todos los reconocimientos: radios portátiles, televisores, refrigeradores y hasta una pequeña motocicleta que tenía pedales para poder subir las cuestas más empinadas. Nunca se quedó con ninguno, los vendía para comprar alcohol.

Solo iba al pueblo en las tardes por pan y ron. Ya borracho, esperaba al tren de las 6:45 en el andén. No le quitaba la vista de encima a la locomotora. Cuando se oían los pitazos cerraba los ojos. Era como si los sonidos de aquella mole bielorrusa lo llevara de regreso al frío de la taiga.

Luego se alejaba por la línea, dando tumbos, sudando bajo el grueso abrigo y el gorro, frotándose las manos como si en verdad hiciera frío. Un día desapareció. Luego alguien que pasó por donde estaba su cabaña dijo que allí no quedaba nada. 

“Debe haberse ido otra vez para Rusia —concluyó Cebollón, el repartido de periódicos—a ese animal solo lo entienden los osos”.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Google Compartir en Yahoo Compartir en Google Reader

Volver arribaVolver arriba


 Comentarios

Recuerde que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
Comentar
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de HechosdeHoy.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.
Noticias relacionadas:

Informe contra nosotros mismos, la vigencia de la denuncia de Lichi Diego

El tiempo de los árboles centenarios. De espalda a los relojes

Fidel le temía tanto a Oswaldo como Raúl a Rosa María Payá

El maldito tamaño de la letra de los libros

Publicidad
Publicidad
Camilo Venegas
El Fogonero
NO ES UN DEJÀ VU

Informe contra nosotros mismos, la vigencia de la denuncia de Lichi Diego

LA LOMITA

El tiempo de los árboles centenarios. De espalda a los relojes

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Lo más Leído
GRAN PREMIO DE CATAR

Márquez inicia la defensa del título amenazado por el ambicioso Viñales

DESALOJADOS

Pánico y confusión en Londres con el ataque que sacudió al Parlamento británico

PODEMOS EN TROMBA

Pablo Iglesias destapa su perfil más grosero en el ataque a Mariano Rajoy

Publicidad
Lo más compartido


MOMENTOS ESTELARES

Primavera, Día de la Felicidad, Fernando Torres, Silvia Abascal y Lina Morgan



POR QUINTA VEZ

Federer conquista Indian Wells tras el duelo suizo con Wawrinka

Síguenos Síguenos en tu Smartphone Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Blogs on fire
LA REBELIÓN DOMINICANA

Incógnitas sobre el futuro y liderazgo del movimiento verde contra la impunidad

LAS NOTICIAS FALSAS

Mariano Rajoy responde a Carles Puigdemont y Oriol Junqueras

ESPANTÁ EN LA GRAN FINAL

El Tekila, Risto y Got Talent destrozan iFamily, y Jordi Cruz en El Hormiguero

HH Visual Las imágenes más vistas Lo más leído Los últimos blogs
Archivo general
MARZO 2017
El contingente de cubanos que fue a cortar árboles a la taiga
Informe contra nosotros mismos, la vigencia de la denuncia de Lichi Diego
El tiempo de los árboles centenarios. De espalda a los relojes
FEBRERO 2017
Fidel le temía tanto a Oswaldo como Raúl a Rosa María Payá
El maldito tamaño de la letra de los libros
Lichi Diego nos habla por última vez, desde un rincón del alma
Mario Coyula: "Lo que La Habana ha logrado salvar de La Habana"
...ver posts de otros meses
 
Publicidad
Faq/Enlaces Mapa web El Tiempo en el Mundo El Tiempo en España El Tiempo en República Dominicana El Tiempo en EE.UU. Callejero Internacional El tráfico en España Traductor Diccionario
Publicidad
© 2017 Media, Marketing & Web S.L. Publicación controlada por Google Analytics Publicidad  |  Aviso Legal  |  Política de privacidad  |  Política de cookies